El Árbitro Asistente de Video, o en inglés VAR (Video Assistant Referee) es un sistema de asistencia para los árbitros principales, en el cual el objetivo principal es corregir ciertas situaciones que pueden modificar el resultado y/o perjudicar a un equipo. 

¿Cómo funciona? 

Durante el partido, uno o varios jueces de video están dentro de una sala, se observa la señal de televisión y tienen acceso a la repetición de las jugadas. El árbitro principal está comunicado con el VAR a través de un auricular y puede ir a revisar la repetición en un monitor al costado de la cancha, para determinar la decisión final. 

Néstor Pitana, árbitro argentino, revisando una jugada en el mundial de Rusia 2018.

Esta tecnología se usa solo en 4 situaciones puntuales: goles, penales, expulsiones (solo directas y no por doble amarilla) y confusión de identidad en amonestados. Se usa de la siguiente manera:

1- Cuando se produce una de las acciones repasadas, el árbitro principal o el juez de video pueden solicitar la revisión. 

2- Los jueces de video observan la repetición de la jugada e informan de lo que pasó al árbitro, a través del auricular. 

3- El árbitro de campo tiene dos opciones: puede aceptar el criterio de los jueces de video, o ver el video en la banda y tomar su propia decisión. La decisión del árbitro de campo prevalece. 

La cabina del VAR (VOR, de sus siglas Video Operation Room) está compuesta por un árbitro responsable (VAR), un ayudante del árbitro (AVAR), y un operador de video (RO) donde revisan detenidamente las jugadas puntuales. Los únicos capaces de solicitar la repetición son el árbitro y el asistente de video, y en el primer caso deberá señalizarse haciendo un rectángulo con los dedos índices. Si un jugador o entrenador reclama su uso o interrumpe su revisión, puede ser sancionado. 

Cabina del VAR utilizada en Rusia 2018, con todos los asistentes.

Historia

La International Football Association Board (IFAB), el organismo encargado que define las reglas del fútbol a nivel mundial, aprobó el uso del VAR en marzo del 2016 y que, junto con la FIFA, estableció un plazo de prueba de 2 años. Las pruebas se realizaron tanto en partidos en vivo, como diferidos y se realizaron en partidos de categorías inferiores y amistosos de selecciones. 

El primer torneo internacional donde se utilizó fue en en Mundial de Clubes 2016, en Sudamérica en la Copa Libertadores 2017 y luego se utilizó en el Mundial Rusia 2018, siendo este el primer mundial disputado con el uso de esta tecnología. En Argentina se usó por primera vez en la Copa de la Liga Profesional 2022, a partir de la fecha 8.

Cuando se llevó a cabo tuvo muchas críticas, ya que se dijo que se perdía mucho tiempo en las revisiones, que le quitaba la emoción y la esencia al deporte. Si bien es una tecnología que parece estar diseñada para que no haya más errores, las decisiones finales siempre las toman los árbitros principales y ese sigue siendo, en ocasiones, el principal problema. 

De todas maneras este sistema ha tenido buen uso y funcionamiento, fueron pocos los casos donde equipos se vieron perjudicados por su implementación. 


Danilo Filiberti

Instagram: Danilo_filiberti
Twitter: @DaniloFilibert1
Facebook: Danilo Filiberti

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here