Una frase memorable del filósofo Hipócrates de Cos reza así: “Qué tu alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento”. En nuestra era hipercalórica, necesitamos encontrar alguna manera de reabastecernos con alimentos saludables. Especialmente si vivimos con una enfermedad crónica que requiere sus precauciones. Hoy vamos a contarte sobre un tipo de verduras que resultan muy beneficiosas para las personas con diabetes, y que con un poco de trabajo duro podemos cultivar en nuestro hogar. Porque la mejor aliada de una buena medicina es una aún mejor alimentación.

Verde es mejor

Si de huerta se trata, las especies de hoja verde son de las más populares para cultivar. Lechuga, espinaca, acelga, berros, achicoria, son de las especies más reconocidas, y cuyas semillas pueden conseguirse por lo general en cualquier vivero, a través de internet o con redes de productores locales.

Lo que no todo el mundo sabe es que estos vegetales resultan muy beneficiosos para la salud de las personas con diabetes.

Esto se debe a una lista de varias razones: la primera es que contienen en general una cantidad muy baja de carbohidratos digeribles. Por lo general todas están por debajo de las 20 Kcal por cada 100 gramos de vegetal. Aquí las endivias ganan el podio de las menos calóricas, con apenas 9,5 Kcal cada 100 g. Para hacernos una idea, la misma cantidad de carne molida representa unas 400 Kilocalorías. Por esto las hojas verdes son grandes aliadas a la hora de lograr una pérdida equilibrada y progresiva de peso, y mantenerlo en niveles saludables.

La espinaca es una gran aliada a la hora de cuidar nuestra alimentación. Fuente: Nutrición Estética en Pinterest.

También aportan cantidades sustanciales de vitamina K, A  y C. Esta primera es vital tanto para la correcta coagulación sanguínea como para controlar otros procesos físicos, como el metabolismo óseo y protección vascular. Esta es la razón de que se recomiende si ingesta a pacientes diabéticos, para mantener a raya posibles complicaciones de índole cardiovascular y de irrigación sanguínea.

Dato verde: La vitamina A resulta fundamental no sólo para un buen funcionamiento del sistema inmune, sino también para una buena visión, por lo que es recomendada para diabéticos. ¿La razón? Este compuesto colabora en la formación de rodopsina, nada menos que la molécula que absorbe la luz en la retina.

Si lo que te preocupa es la falta de espacio en tu hogar, ¡A no desanimarse! Siempre existe algún rincón donde podamos cultivar nuestras verduras de hoja en recipientes. Te dejamos una nota para que te animes a empezar:

Malo para el aliento, bueno para todo lo demás

Otro de esos súper alimentos que la farmacopea popular recomienda es el ajo. Y aquí, los estudios médicos están de acuerdo. Si tu diabetes viene acompañada de hipertensión arterial, o una presión descontrolada, es el momento de incorporarlo en tus platos.

Es que el famoso repelente de vampiros también permite regular los procesos inflamatorios y estabilizar los niveles de glucosa en sangre. Según explica la página especializada Healthline, un estudio extensivo siguió la evolución de la presión arterial desbocada en un grupo de personas, que consumieron ajo añejado regularmente durante unos 3 meses.

¿El resultado? Su presión arterial experimentó una baja de 10 puntos en promedio. Por eso, es hora de empezar a pensar en cultivar ajo en nuestro hogar, no sólo si tenemos diabetes, sino para el bienestar vascular de toda la familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here