Si tenés una mascota en tu casa es habitual que te preguntes si sería bueno esterilizarla o castrarla. Incluso llegar a pensar que es perjudicial para el animal. Si bien, la mayoría de las personas que cruzan a sus perros o gatos tienen buenas intenciones, tanto para los cachorros como para los padres, desafortunadamente en la actualidad es complicado conseguir adoptantes responsables para todos los cachorros y que además cuiden al animal durante toda su vida. Esterilizar o castrar a tu mascota es importante por razones de salud, pero sobre todo por control poblacional. 

La realidad es que son muchos los animales callejeros que viven sin las necesidades básicas que se necesita para tener una vida sana. Por lo tanto, la reproducción constante no hace más que expandir y empeorar el problema debido a que son muchos los perros y gatos expuestos a contraer enfermedades y en consecuencia a contagiarlas.

En el caso de los caninos, la hembra puede tener en promedio entre 5 y 6 cachorros en un parto y puede quedar preñada hasta dos veces al año promedio. Mientras que la gestación de las gatas es de 2 o 3 camadas al año, donde tienen alrededor de unas 4 o 5 crías en cada una de ellas. Por lo tanto, es alto el nivel de reproducción que podría crearse y grandes cantidades de animales quedarían perdidos en la calle, viviendo en condiciones totalmente desfavorables.

Pero si mi mascota tiene un hogar y es sana, ¿por qué sería bueno castrarla o esterilizarla?

No sólo brinda muchos beneficios a los animales que se encuentran en situación de calle, sino que también ayuda a mejorar la salud de cualquier animal, sin discriminación alguna. 

Para las hembras: 

  • Al esterilizarlas disminuye el riesgo de cáncer de mama. Entre más temprano se realice existen más probabilidades de evitarlo. En el caso de las perras, si se realiza antes del primer celo se evita en un 99%. Mientras que, en el caso de las gatas, se reduce la chance de cáncer de mama entre un 40 y 60%.
  • Se evita el embarazo psicológico. Consiste en que el animal tenga los síntomas y signos de un embarazo real sin que esté preñada, por lo cual es un momento en que sufren tanto física como psicológicamente.
  • Al castrarlas se controla el carácter de los animales, sobre todo en aquellas más agresivas o traviesas.

Para los machos: 

  • Al esterilizarlo se estarían reduciendo en gran medida los problemas de próstata, incluyendo posibles cánceres de este mismo órgano a futuro, el cual podría ser fatal.
  • Al castrarlos, al igual que las hembras, se controla el carácter de los animales. Sobre todo en aquellos más agresivos o traviesos.

¿Cuál es la diferencia entre esterilizar y castrar?

Hay diferencias notables entre ambas opciones.

En la castración, mediante técnicas quirúrgicas, se extraen las glándulas sexuales. Es decir, los testículos en el caso de los machos y los ovarios en las hembras. De esta manera, se consiguen la esterilidad y la ausencia de actividad sexual. 

Entre tanto, practicando sólo la esterilización se evita la fertilidad del animal, pero se mantiene una conducta sexual normalizada.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la técnica de la castración es más drástica e invasiva, aun así es una solución y medida de prevención que dará frutos a mediano y largo plazo. 

Entonces ¿es mejor castrar o esterilizar? 

Las únicas personas que tienen respuesta a esta pregunta son los veterinarios. Esto se debe a que el caso de cada animal es totalmente distinto. En algunos será recomendable proceder a la castración, mientras que en otros casos será más adecuado para el animal recurrir a la esterilización.

Lo que sí es de suma importancia es que siendo dueño de una mascota la tengas esterilizada o castrada. Y, si no es así, que no salgan a deambular por la calle. Con esto ayudarás a solucionar la verdadera raíz del problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here