¿Te has preguntado alguna vez, si tus redes sociales son una amenaza para tus postulaciones laborales?

No podemos negar que las redes sociales son parte importante en nuestra vida porque permite relacionarnos con otras personas, compartir nuestra personalidad, intereses, preocupaciones y/o necesidades. Dan oportunidad de transmitir nuestra forma de ser y recopilar información de diversa naturaleza.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la información que publicamos nos puede jugar en contra al momento de buscar trabajo.

“Encontrar información pública de una persona es muy sencillo, basta con escribir el nombre de la persona en nuestro buscador y listo. Tener un perfil profesional, no asegura que nos los veamos en otras redes sociales a nivel personal” – Paula Gaviria, reclutadora LinkedIn

El 43% de reclutadores utiliza las redes sociales para conocer a sus aspirantes. El 51% de empleadores que están pendiente de los perfiles sociales de los candidatos, afirma que la información recopilada ha llevado a rechazar al postulante.

Y aunque las empresas no están autorizadas para la investigación de las redes sociales en el proceso de selección, debemos estar atentas y atentos a todo lo que publicamos.

¿Cuáles son las razones de rechazo que utilizan los empleadores?

Primero y principal, no mientas o exageres sobre tus habilidades o experiencia. Los reclutadores pueden averiguar si es verdad o no lo que pusiste en tu CV.

Es un motivo de rechazo las fotografías inadecuadas y comentarios discriminatorios y homófobos. La forma de expresarse en comentarios de otras publicaciones, así como también las críticas de tu anterior empresa.

Tené en cuenta que la red más solicitada para buscar información es Facebook. Si lo utilizas solo por diversión, te recomiendo que lo emprolijes cuando estés postulando a tu próximo trabajo.

“Las redes sociales son un punto inicial de descubrimiento, una carta de presentación que nos ayuda a identificar afinidades para atraer inicialmente a los procesos el talento idóneo”, Luisa Fernanda Chica – psicología del trabajo.

Pero tranquilos, las redes también pueden ayudarte

Hay distintas claves que puedes tener en cuenta para tus redes sociales, y éxito en el ámbito laboral:

Menos es más: la mayoría de reclutadores califican la buena ortografía, el respeto y el lenguaje visual hace parte de tu imagen que se proyecta en tus redes sociales. Hay que ser profesionales y pensar muy bien antes de publicar.

Carta de presentación: las plataformas de trabajo lo están pidiendo mucho, en vez de adjuntar un Word entero, es recomendable que redactes cuál es tu objetivo con una empresa.

Marca personal: todo lo que publicas en tus redes construye la imagen digital de una persona. Toda esa información debe estar acorde a tus valores y principios.

Interacciones respetuosas: como ya lo había mencionado, los debates digitales son una muy clara representación de tus conocimientos. Demostrar que se conoce de un tema u otro no es el problema, sino que tenga comentarios intolerables o irrespetuosos. Interactuar en sectores que conoces, puede fomentar la visibilidad de un perfil.

Imagen impecable: revisar cuales de las fotografías de perfil son públicas y comprobar las que sólo pueden ver tus amigos o amigas.

Cv compartido: no es recomendable enviar nuestras hojas de vida a empresas según el rubro; es decir, si tenés un CV para ventas y otro para administración, corres el peligro de ser rechazado. Los reclutadores pueden ver a cuántas empresas te postulaste y si tienen el mismo CV.

Networking: Una buena trayectoria laboral permite tener buenos contactos que pueden ser útiles a la hora de buscar trabajo y aportar valor a los perfiles.

Desde la caída brutal que nos dejó la pandemia del coronavirus, hay miles de desempleados buscando una oportunidad para desarrollarse. ¿Sabías que eran importante tus redes sociales para las grandes empresas? Si no lo sabías, ¡tómalo en cuenta!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here