Para los amantes del huerto y la jardinería, hablar de insectos es sinónimo de dolor de cabeza porque se prueban mil remedios caseros hasta dar con el que da buenos resultados. En esta nota, te contamos sobre 3 insecticidas orgánicos súper simples para cuidar de tus plantas. 

insecticidas orgánicos

Es importante ser cuidadosos a la hora de elegir qué aplicar en los vegetales, arbustos y las flores en las macetas. Cuando buscamos los mejores repelentes, nos encontramos con muchos productos y preparaciones caseras que contienen ácidos o químicos que pueden quemarlas en lugar de proteger nuestros espacios verdes.

En internet, vamos a encontrar todo tipo de información. No siempre son datos confiables, por eso, se recomienda consultar a los entendidos en la materia para evitar accidentes y resultados negativos. Si no tenemos a quien pedir consejo, es preferible consultar en foros o grupos especializados.

Si llevas un tiempo buscando este tipo de información, habrás observado que hay muchos productos químicos y caseros que se sugiere diluir en una buena cantidad de agua, de manera que no genere daños y caiga en la tierra para dejar allí un espacio de protección adicional. Recuerda aplicar con cuidado respetando las cantidades indicadas para obtener buenos resultados.

Decididos a exterminar estos insectos, tenemos que tener en cuenta que los productos químicos, suelen ser tóxicos. Si queremos colocar un insecticida en nuestro huerto, debemos considerar a los que son orgánicos, ya que lo que cultivamos será consumido como alimento.

Hablemos de hormigas

insecticidas orgánicos

A estos insectos les gusta comer las hojas desde el borde hacia adentro, dejando marcas de pequeños arcos en forma de mordida. Debes saber que cuentan con sentido agudo, por eso, cuando coloquemos el repelente, es importante ponernos guantes para que no perciban nuestro olor. 

Los mejores lugares para dejar estos insecticidas no es sobre el hormiguero o el camino que transitan llevando restos de hojas sino cerca de esos lugares. A las hormigas les gusta trabajar y se movilizan de un lado al otro. Si dejamos nuestro repelente por dónde ellas están haciendo su recorrido a destino, lo correrán a un lado para que las demás puedan avanzar.

Algunas personas suelen colocar plantas aromáticas como lavanda o ajenjo para ahuyentar a las hormigas, pero no siempre funciona. Se ha comprobado que el método del cebo, suele tener mayor efectividad. Consiste en dejar un elemento que puede ser llevado por las hormigas y al pudrirse el olor genera repulsión. 

Uno de los más conocidos es el uso de granos de arroz cocido, sin embargo, verificar si funciona es difícil, ya que tendríamos que observar qué ocurre dentro del hormiguero. Otros cebos han demostrado mayor éxito: la cáscara de naranja y los granos de pimienta blanca

insecticidas orgánicos

Si se los coloca cerca de las plantas a proteger, notaremos que los insectos se alejan y como son orgánicos, al descomponerse forman parte del compost que el suelo necesita para su fertilización natural. Conoce más sobre compost en esta nota.

El mejor es el ajo

Su nombre científico es Allium sativum, es muy utilizado para condimentar comidas y por sus propiedades también es utilizado en la medicina natural. Es reconocido por su perfume característico y esto mismo hace de repelente a algunos insectos.

Te sorprenderá saber que los dientes de ajo suelen usarse como alternativa natural para combatir babosas, ácaros, insectos masticadores, pulgones, bacterias, hongos y por supuesto, hormigas. Hay quienes cortan los dientes de ajo en la mitad y los colocan sobre la tierra alrededor de las plantas a cuidar, pero esto no siempre repele a los insectos.

Se recomienda hacer un “agua de ajo” para lo que necesitarás dientes de ajo, agua destilada y un rociador. 

Sigue los pasos que detallamos debajo para hacerlo:

  1. Coloca 5 o 6 dientes de ajo en un vaso con agua destilada y deja reposar 24 horas.
  2. Toma esa mezcla, al día siguiente, a fuego lento por 20 minutos.
  3. Cuando haya enfriado, sirve esa agua dentro de un rociador.

Puedes rociar las plantas con esta agua y dejar que haga efecto. Recuerda aplicarlo sobre las dañadas y las que no fueron afectadas por las hormigas todavía para evitar que lo hagan. 

insecticidas orgánicos

Recuerda optar por pesticidas naturales antes que acudir a los químicos, sobre todo, cuando estás tratando las plagas de tu huerto. Con estos preparados, evitarás y alejarás la invasión de insectos. Los alimentos que cultives se encontrarán libres de tóxicos y elementos nocivos para la salud. 

El ajo contiene ácidos volátiles que actúan como repelente natural sin causar daños al suelo. Para lograr mayor efectividad, es recomendable dejar en reposo unos días estos remedios caseros y luego aplicarlos con rociadores. 

Si elaboras pesticidas con estos elementos estarás protegiendo tus plantas de manera ecológica, ya que son inofensivos para el medio ambiente. Si quieres conocer más sobre cómo curar tus plantas usando jabón potásico, ingresa a esta nota.

Cuéntanos en comentarios si te gustó la nota ​👇​ 😄 y compártela. 🗣️​↪️​



Josefina Zapata

Facebook: lajosicodigital

Instagram: lajosicodigital

LinkedinJosefina Zapata

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here