El ejercicio es una actividad indispensable para mejorar no solo la condición física de nuestro cuerpo, sino también para fortalecer nuestra salud.

Ejercitarse mejora y mantiene la actitud física, la salud y el bienestar general de la persona que mantiene una rutina de ejercicios diarios.

Con una rigurosa y constante actividad física se obtienen ventajas como el fortalecimiento muscular, pérdida de grasa, bienestar emocional y se mejora el sistema cardiovascular.

En general, cuando pensamos en ejercitarnos, automáticamente, nuestra mente lo asocia con asistir a un establecimiento dedicado a realizar este tipo de actividad, un gimnasio.

Pero no es necesario concurrir a un lugar específico para comenzar a ejercitarse. Más bien, esto se puede en cualquier momento y lugar con solo plantearse una rutina basada en un sistema de ejercicios físicos con el propio peso corporal. Este es el sistema de la calistenia.

¿Qué es la Calistenia?

El origen de la palabra calistenia proviene de la antigüedad, más precisamente del griego “Kallos” cuyo significado es belleza y “Sthenos” que significa fuerza.

Cuando se hace referencia a la Calistenia, se nombra a un sistema de ejercicios que se llevan a cabo solo con la propia fuerza corporal.

El objetivo de la Calistenia es lograr que cada músculo del cuerpo se contraiga y tense para, de esa forma, conseguir una depuración.

Este sistema se centra en distintos músculos del cuerpo con la intención de mejorar su elasticidad, fuerza y volumen, potenciando el equilibrio y la agilidad.

La calistenia tiene mucha variedad y maneras de realizarse al punto de que se vuelve una actividad física divertida y bastante completa.

Las principales ventajas de la calistenia son que se practica en cualquier lugar, es gratis, no tiene demasiados requisitos y nada más se necesita nuestra predisposición. Con ejercicios básicos como flexiones y sentadillas ya se puede armar una rutina de calistenia.

Ejercicios de para comenzar a hacer

Los ejercicios de calistenia ayudan a obtener resultados efectivos sin necesidad de usar equipos o pesas.

En ese sentido, una buena rutina de ejercicios ayuda a conseguir los resultados esperados, pero es necesario conocer cuales son los principales ejercicios para realizar esta disciplina.

Todo ejercicio es bueno, eso es seguro, pero no todo cuerpo está preparado para algunos ejercicios, pero lo ideal es armar una rutina en base a algunos de estos 6 ejercicios que pueden ser realizados por cualquier persona.

  1. Sentadillas

Las sentadillas son el ejercicio más efectivo para fortalecer las piernas, las caderas y el músculo del core.

Para realizar una sentadilla, solo se debe mantener las piernas separadas, estirar los brazos y agacharse hasta que los muslos queden paralelos al suelo.

  1. Flexiones

La flexión de brazos o lagartija es, sin dudas, el ejercicio más conocido de la calistenia.

Con las flexiones se logrará que varios músculos del cuerpo funcionen a la par, por tanto, si se quiere trabajar una zona en particular, las flexiones no son recomendables.

  1. Plancha

La plancha es un ejercicio isométrico, o sea, que está dedicada a las contracciones de un músculo o grupo de músculos específicos. 

Con este tipo de ejercitaciones, no es necesario moverse y ayuda a fortalecer al máximo los músculos que se desea trabajar.

  1. Zancadas 

Este movimiento se encuentra entre las mejores maneras de ejercitarse y fortalecer cada una de las articulaciones y los músculos de las piernas. 

Las zancadas consisten en dar una serie de pasos de gran amplitud. Durante su realización, se tienen los dos pies apoyados en el suelo y se debe flexionar la rodilla y desplazar el tronco de forma vertical hacia el suelo.

  1. Escalador

Este estilo de movimiento permite quemar grasas, desarrollar la resistencia y fortalecer el torso, utilizando todos los músculos principales del cuerpo.

Para realizar el escalador, se necesita estar en posición de plancha, con los brazos estirados. Se debe llevar la rodilla al pecho e ir alternando con la otra, también se puede hacer utilizando las dos piernas a la vez.

  1. Pistol

Es un gran ejercicio para trabajar los extensores de la rodilla o los denominados cuádriceps. Se puede trabajar de dos maneras con o sin apoyo.

El pistol es como una sentadilla, pero a diferencia de ella, se le añade la dificultad de apoyarse únicamente con una sola pierna en el suelo. Esa única pierna trabajará para hacer descender y ascender nuestro cuerpo.

Existen más tipos de ejercicios para realizar la calistenia, pero estos son los más básicos y pueden ser realizados por varios grupos de personas.


Matías Varas

Facebookmatiasds1000

Instagram: varas061996

Twitter: M_varas96

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here